Los labios menores, que son dos estructuras que están por dentro de los labios mayores, cierran la entrada de la vagina y protegen al clítoris y la uretra, y por diversos motivos se agrandan y cuelgan de los genitales externos. En estos casos aparte de lo inestético pueden producir molestias.

Noticias