Un vientre no se asemeja a otro, se ha de adaptar una técnica de abdominoplastia apropiada a cada caso particular, que va en función del aspecto ( si tiene estrías, si cuelga, si hay cicatrices, si hay exceso de grasa, etc.) teniendo en cuenta su talla, su silueta, y el morfotipo de la paciente. La técnica quirúrgica se elegirá basándonos en estos parámetros. Por lo que nunca es tampoco igual el resultado final.

Noticias