La colombiana que logró que una multinacional indemnizara a 1.518 víctimas de prótesis PIP

Nathalie-LozanoLa abogada ahora va por un segundo round, quiere justicia para 7.000 mujeres más. Estas son las cinco lecciones de Nathalie Lozano.

A las dos de la tarde del jueves 14 de noviembre de 2013, Nathalie Lozano logró lo que muy pocos de sus colegas abogados creían que podía conseguir: ganar un caso en el Tribunal de Comercio de Toulon (Francia) contra una de las multinacionales alemanas más poderosas.

Ese día un juez ordenó a la certificadora alemana Tüv Rheinland indemnizar a las 1.518 mujeres por permitir que las prótesis mamarias PIP fueran vendidas sin un verdadero control de calidad poniendo en riesgo sus vidas.

Ahora Nathalie va por un segundo round. El rumor sobre su buen trabajo se regó y la han llamado más de 7.000 víctimas de 28 países para que también las represente ante la justicia europea. ¿Cómo lo logró? Estas cinco lecciones que aprendió a lo largo de su vida quizás contengan la respuesta.

Lección 1: Luchar por cosas que te muevan el alma

Hija de padre colombiano y madre francesa, aprendió de ambos a no dejarse vencer por las circunstancias. “Lo que siempre ví en mi familia, en mis papás, fue una actitud de “los problemas siempre están ahí” pero hay que luchar por lo que sea importante para ti. Para mi mamá, era tener a una familia junta a pesar de cualquier problema. Para mi papá la transformación social”.

Lección 2: Ser fiel a ti mismo

Nació en Bogotá pero los primeros seis años los pasó en Francia donde se exiliaron sus padres. De regreso a Colombia estudió en el Liceo Francés y luego pasó a derecho en la U. del Rosario.

" Mi ingreso a la universidad fue difícil, pues era un cambio radical de cultura frente a la educación del colegio. En muchos momentos sentía que no “encajaba”. Fue un ejercicio de aprender a convivir con lo diferente pero manteniéndome fiel a quien yo era”.

Lección 3: No importa en dónde arrancas, sino el camino que sigues.

Al graduarse como abogada decidió viajar a Francia y estudió una maestría en Derecho Internacional Económico. Allí pasó tres años.

"Durante la primera presentación de un trabajo, la profesora me gritó y dijo que yo no tenía el nivel para estar ahí. Lo que hice las semanas siguientes fue trabajar sin descanso. Jamás en mi vida había estudiado tanto pero en la siguiente exposición logré la calificación máxima”.

Lección 4: Arriesgarse no es tan arriesgado

Inicialmente trabajó en firmas de abogados hasta que en 2009 decide seguir su instinto y se involucró en la defensa de derechos colectivos. Un día tomó un taxi y fue al barrio La Candelaria en Bogotá a tocar puerta por puerta las casas de las chicherías, amenazadas por un cambio en las normas urbanas.

"Ese viaje en taxi y ese golpe a la puerta de cada uno de esos negocios fue el inicio de este camino apasionante. Lo que aprendí es que eso que llamamos “arriesgado” muchas veces es miedo puro”.

Lección 5: El poder de trabajar juntas

El largo proceso para defender los derechos de 1.518 mujeres, le enseñó que en este mundo los hombres siguen intentando imponer su ley.

"Durante toda mi vida me definí como “anti-feminista”. Pero la vida me llevó a liderar este proceso y a ser la voz de miles de mujeres. Ser esa voz me obligó a adentrarme en la realidad de miles de mujeres, y a sentir nuestra soledad y la dificultad para ser escuchadas. Las mujeres requerimos estar juntas, y mantenernos solidarias”.

Debes saber

De las 2.897 colombianas vinculadas a esta nueva demanda, 851 son de Antioquia, 785 del Valle de Cauca, 540 del Eje Cafetero, 474 Bogotá y 247 de otras regiones de Colombia. .

El 4 de septiembre es la fecha final para vincularse en la nueva demanda. Las interesadas deben presentar su documento de identificación y la tarjeta que certifica que es o fue portadora de los implantes PIP, o una certificación de su médico tratante. Las interesadas en hacer parte de esta nueva demanda deben ingresar a www.implantespip.com.co

Fuente: elespectador.com

Noticias